casita.jpg

Hoy pasé por la casa vacía. Sigue igual de vacía desde que te fuiste. Ahora salen y entran como 20 personas todos los días. Pero sigue vacía. Me entiendes verdad?

Las rejas siguen siendo las mismas rejas negras desde que la vi por primera vez. La casa vacía sigue del mismo color… pálida y espigada, con ventanas de azúcar rubia y puerta de café batido. Aún me parece al mirarla que en ese preciso instante vas a salir corriendo a jugar con nosotras. O tal vez, si le echamos unas cucharadas de tiempo a la visión, nos veremos entrar, a escondidas, pasadas las doce, en puntitas para no despertar a los mayores…

Y las fiestas? y las amanecidas estudiando matemáticas aplicadas y anatomía? Te acuerdas, loca? Se acordarán los locos esos al caminar junto a las miles de casas vacías que se han creado desde que algún día vivimos en ellas?

…….

Ahora que me doy cuenta, no es sólo la casa. Es la calle la que está vacía…. vacía sin aventuras, vacía sin lazos que nos aten a ella…

Nosotros vaciamos esa parte del mundo cuando nos fuimos de él.

Nos llevamos todo, chicos.

Anuncios