En estos momentos me encuentro mirando de reojo a los pollitos que se encuentran picoteando piedritas en el patio de la casa de mi abuelita. Ahora me explico por qué el gato de la vecina que se bajó por la chiflera hace treinta minutos con evidentes intenciones salió huyendo despavorido tres segundos después.

Creo que voy a pedir los pollitos prestados el día lunes que tengo que hacer una presentación en el trabajo (muahahahaha…). Éxito asegurado. 😛

P.D.1. ¿usarán Aquafresh Ultimate White?

P.D.2. Como en el cine, siempre vale quedarse después de los créditos. Aquí también aplica.

tags:

Anuncios